5 consejos para adaptar tu modelo de negocio a (casi) cualquier escenario

5 consejos para adaptar tu modelo de negocio a (casi) cualquier escenario

Parece que ahora sí que estamos en crisis, ¿no? Eso dicen, que entramos en una recesión  mundial tremenda, pero qué quieres que te diga…¿cuánto tiempo llevas escuchando que estamos en crisis? 

En 2008 tuvimos otra muy gorda y que todavía recordamos y aquí seguimos. 2020 y llega otra más, pues sí, así funciona esto. Vamos de crisis en crisis y tiro porque me toca. Pero siempre ha sido así, no es nuevo. 

¿Qué quiero decir con esta reflexión? Pues que las dificultades pueden venir e irse, pero la que se queda siempre eres tú y tu negocio y hay que continuar caiga la que caiga. Y por mi experiencia propia y por todo lo que leo y estudio, lo más importante para salir de las crisis es la actitud con la que las afrontes. 

Ojo, que no digo que solamente con poner buena cara y ser positiva va a salir todo estupendo. Para nada. Aquí aún no vemos unicornios volando. 

Quiero decir que instalándote en “Madre mía, está crisis va a ser terrible, además el virus no se va y siguen cerrando todo, etc”, con estos pensamientos te puedo asegurar que no vas a ganar ni un euro más. 

Está claro que la que tenemos encima no es buena, pero de recordarnos eso ya se encargan los telediarios cada día. 

Si quieres que tu negocio salga de esta crisis, incluso que salga más fuerte, tienes que ponerte las gafas de ver oportunidades, de evolucionar, de probar cosas nuevas, del prueba-error, del “cómo puedo ayudar”. 

Solo buscando adaptarte a las nuevas necesidades del mercado, de las empresas, de la sociedad vas a poder detectar nuevas oportunidades de hacer que tu negocio se mantenga o incluso crezca. 

Por eso, este post está pensado especialmente para que busques nuevas oportunidades de negocio, de ingresos, de mantener tu actividad, de seguir motivada con lo que haces. Y así, no todo será rosa, pero llegará un día que hasta puede que veas un pequeño unicornio volando en el horizonte. 

Hoy te traemos 5 consejos para adaptar tu modelo de negocio a (casi) cualquier escenario: 

  1. Diversificar las fuentes de las que te llegan los ingresos en tu negocio

 

Abriendo varias vías de ingresos distintas para tu negocio, si un mes una línea del negocio no ha dado tanto beneficios, nos seguirán entrando ingresos por otro lado. 

Es decir, lo que viene a ser lo mismo que la frase de las abuelas hace años en los pueblos: “no se pueden poner todos los huevos en la misma cesta”. Se nos cae la cesta y adiós a todos los huevos. 

Pues en tu negocio es exactamente igual. No podemos tener una sola línea de negocio.

No podemos depender de que un producto/servicio funcione para poder cobrar ese mes, necesitamos asegurarnos unos ingresos mínimos para seguir manteniendo la rentabilidad del negocio. 

Por eso, si tu plan de negocio no lo contempla aún, tienes que sentarte y ver qué otras líneas de negocio adicionales puedes abrir en tu empresa para diversificar servicios. 

Crear servicios paralelos, paquetizar, crear colaboraciones estratégicas, etc. 

Párate y estudia bien tu modelo de negocio para encontrar caminos aún sin explotar. 

Analiza qué no estás haciendo y podrías hacer; qué haces incluido en alguno de tus servicios y podrías separarlo para crear un servicio independiente, etc. Estoy segura de que si te tomas una tarde sacas más de una idea nueva, o al menos la semilla de ella. 

Y por supuesto, mira qué hace tu competencia, busca el hueco que no están trabajando y analiza si puedes cubrirlo tú y cómo vas a hacerlo. Pero recuerda: buscamos inspiración, nunca copiar. 

El foco siempre tiene que estar puesto en la rentabilidad del negocio. Los números no mienten, así que si las cuentas no son buenas tienes que ponerte papel y boli a analizar qué tienes que cambiar. 

Tu modelo de negocio no es algo rígido, es todo lo flexible que necesites. 

2. No te pares. Necesitas estar al día, reciclarte, renovarte. 

 

 

Ahora más que nunca necesitas adaptarte a las nuevas necesidades que tienen los negocios o personas a las que ayudas con tus productos o servicios. 

Con la velocidad a la que cambia todo ahora, si no estás actualizada puedes perder esa estabilidad que tenías o que estabas alcanzando. 

Por eso hoy te planteo un ejercicio y/o una reflexión. 

Lo ideal es que para estar al día cada año crees un servicio nuevo, o al menos mejores uno que ya tengas. Así que, el ejercicio es que te tomes una mañana para pensar en qué nuevo servicio puedes ofrecer o cómo puedes mejorar uno que ya tengas para ayudar mejor a tus clientes o llegar a más gente.

3Bajar los precios no es la mejor opción. 

 

 

Hablamos de crisis y lo primero que nos viene a la cabeza es que tenemos que bajar los precios. Pues siento decirte que no, que sería una mala estrategia para tu negocio y tu posicionamiento en tu sector. 

Cuando buscamos delegar nuestros servicios, contratar servicios nuevos o comprar productos el precio no es una prioridad. De hecho, muchos estudios han demostrado que un precio bajo tiene un efecto psicológico de “baja calidad” en la mente del cliente. 

Puede que en el momento de incertidumbre en el que estamos haya que dar más facilidades que antes en los pagos, pero bajar tus precios hará que tú no te sientas a gusto y que des una errónea imagen de peor calidad en tus servicios. 

Así que, yo te aconsejo que primero te pares y pienses:  ¿Te sientes cómoda/o con tus precios o sientes que das más de lo que recibes?

Al principio, cuando empezamos, lo cogemos todo porque hay que facturar, pero cuando ya llevamos un tiempo rodando podemos valorar si te sientes valorado con lo que estás cobrando y si te salen rentable tus precios por hora que dedicas. 

Analiza y revisa si sientes que algo no te encaja, tanto para subirlos como para bajarlos. Pero que te sientas a gusto con los precios que tienes. 

Las situaciones de crisis requieren adaptarse, pero no a coste de bajar precios y quemarte en el proceso para ser tú la que no facture suficiente. Encuentra tu fórmula perfecta. La tuya.

4. Escucha a tu cliente

 

Son muchos los negocios que se están viendo afectados y, por eso, lo mejor que puedes hacer es tomarte un tiempo para analizar qué cambios tienes que implementar en tu negocio, puede que solo para el tiempo que dure la crisis o puede que ya se queden para siempre contigo porque te han servido para abrir nuevas vías de negocio. Muchas veces en las crisis surgen las mejores ideas.

Siempre, pero ahora incluso más si cabe, tienes que escuchar a tus clientes, los que ya lo son y a los potenciales. Analiza cuáles son sus necesidades y si no las estás cubriendo plantéate y estudia cómo podrías hacerlo. 

Analiza qué servicios estás cubriendo y cuales necesita tu cliente ahora y no se lo estás dando. Ahí tienes una oportunidad. 

Puede que sea el momento de paquetizar tus servicios para poder cubrir mejor las necesidades de tus clientes. Piensa en ello. 

Resérvate una mañana para analizar las necesidades reales y actuales de tu cliente potencial y busca si puedes cubrirlas y cómo. Te aseguro que será un tiempo bien invertido para la rentabilidad de tu negocio. 

5. Digitalízate. Pero de verdad.

Ya todo funciona digital, todo se hace vía online porque así todo es más rápido y fácil. Además, es un época en la que la ecología y la sostenibilidad son prioritarias en nuestra vida. 

 

 

No luches contra esto, al contrario, cuanto antes te adaptes, antes podrás sacarle mayor partido y ser de los que se adaptan rápido y no de los que llegan los últimos. 

Tener tu negocio digital no significa que publiques de vez en cuando en las redes sociales. Significa que tu negocio debe tener 50% presencial y 50% online. 

Tienes que tener una web profesional en la que tus clientes potenciales vean una imagen clara y profesional de tus servicios/productos. 

Trabajar el mail marketing, las redes sociales, publicidad online, crear contenido en tu blog, vídeo o podcast…las opciones son mil, hay que encontrar tu fórmula perfecta, la que se adapte a ti y a tu negocio. 

Existe un océano enorme de posibilidades y de clientes a los que llegar en el mundo online. Aquí no hay barreras, puedes vender en Latinoamérica, en el pueblo de al lado o en Australia. No te limites. 

Como te decía no hace mucho en mis redes sociales: 

La vida no es esperar a que pase la tormenta . Es aprender a bailar bajo la lluvia”. 

No se trata de esperar a que esto pase, se trata de adaptarnos a las nuevas circunstancias y dejarnos evolucionar, dejarnos crecer, dejar que nuestros negocios cambien, evolucionen y nos abramos a la posibilidad de que lleguen opciones nuevas de negocio, de vivir. 

Hay mucha gente que está en modo espera, pero ¿y si eso que esperamos ya no vuelve?

Baila con la música que va sonando, que puede que hasta te acabe gustando más que la anterior.

Y si necesitas ayuda para ver oportunidades o realizar cambios en tu modelo de negocio en estos momentos, escríbeme y vemos cómo puedo ayudarte.

No Comments

Post A Comment

Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Vanesa Cantero como responsable de esta web, siendo: la Finalidad: gestionar el alta a esta suscripción y remitir newsletter periódicas con mis publicaciones del blog o video blog y correos comerciales de productos o servicios propios o de terceros afiliados.  La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos serán guardados en WebEmpresa, y Mailchimp, mis proveedores de hosting y email marketing. Derechos: Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en vanessa@asesoriacanter.com. Para más información consulta mi Política de Privacidad

¿QUIERES TENER UNA EMPRESA RENTABLE ?

EMPIEZA A IMPLEMENTAR CAMBIOS EN TU NEGOCIO HOY MISMO CON MI MASTERCLASS
 

Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Vanesa Cantero como responsable de esta web, siendo: la Finalidad: gestionar el alta a esta suscripción y remitir newsletter periódicas con mis publicaciones del blog o video blog y correos comerciales de productos o servicios propios o de terceros afiliados.  La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos serán guardados en WebEmpresa, y Mailchimp, mis proveedores de hosting y email marketing. Derechos: Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en vanessa@asesoriacanter.com. Para más información consulta mi Política de Privacidad

¿ Quieres saber más de mis cursos y formaciones?

Apúntate a nuestra newsletter y sé el primero en enterarte de nuestro próximo cursos.