Mi método de las 3 “C” que debe cumplir tu negocio para ser rentable

Mi método de las 3 “C” que debe cumplir tu negocio para ser rentable

Una de las características comunes que veo en muchos negocios que, por un lado, no terminan de ser rentables, es que le tienen una especie de miedo a sus números y no quieren saber nada de ellos. Y por otra parte, no son constantes con acciones que dentro de su modelo de negocio son IMPRESCINDIBLES para conseguir un negocio rentable. 

Y yo me pregunto, y te lanzo la pregunta a ti para que empecemos este post con el foco bien puesto: 

¿Cómo vamos a tener un negocio rentable, próspero si no tenemos claros los pasos que tenemos que dar para conseguirlo?

Necesitas saber cuántos gastos tienes mensualmente, cuánto necesitas ingresar para cubrir tus gastos de empresa, pero también tus gastos personales (el sueldo mínimo que necesitas para vivir). Además de la sencilla cuenta de saber cuánto ganas y cuánto ingresas, necesitas tener controlados los importes que hay que pagar de impuestos de forma trimestral. 

Pero para conseguir que esta parte económica ruede, nuestra mentalidad empresaria tiene que estar muy centrada y enfocada en cómo conseguir esos resultados. En resumen: 

Para conseguir un negocio rentable necesitamos tener 3 variables controladas: conocimientos económicos de nuestros números + modelo de negocio + mentalidad empresarial. 

 

Los números son un espejo para saber si todo va bien o no, pero necesitas acciones para conseguir alcanzar esos hitos económicos.

Cuando yo detecté que muchos de mis clientes fallaban precisamente en esto, en que les faltaban estas 3 variables me propuse ayudarles y de ahí surge mi método de las 3 “C”. 

Y es que, uno de mis objetivos es dar al mayor número posible de personas la información que necesitan para conseguir que su negocio sea rentable. No quiero que sea un secreto como si fuera la fórmula de la Coca Cola. 

 

Por eso, con mis clientes y en mis formaciones, hago mucho hincapié en lo que para mí son las 3 “C“ de la Fiscalidad Consciente que mantienen un negocio rentable:

 

  • CONSCIENCIA: 

 

Igual que dedicamos tiempo al marketing, a generar contenido, a asistir a eventos, a dar nuestros mejores servicios, etc. Tenemos que dedicar una parte de nuestro tiempo laboral a LAS CUENTAS DE TU NEGOCIO y a la VENTA. 

Las tareas que más nos gusta hacer nos sale solo dedicarles tiempo, pero tener la contabilidad al día y dedicar tiempo DIARIO a generar ingresos, ahí ya nos cuesta más. 

Quiero dejar muy claro algo que cae por su propio peso pero que a muchos empresarios les cuesta y se lo saltan…Para que un negocio sea rentable hay que vender, crear nuevos servicios, revisar el modelo de negocio para ver cómo podemos generar más ingresos de forma orgánica, constante, de forma natural, vamos. 

Puede ser seguir un presupuesto que te habían denegado, buscar nuevos clientes, crear nuevas alianzas que puedan desembocar en un tiempo en ventas, crear nuevos servicios, etc. El caso es dedicar tiempo diario a la venta mientras que el negocio no las genere en piloto automático. 

Controlar la contabilidad es vital, pero también lo es generar ingresos. 

Y luego nos ocuparemos también por los impuestos (sin duda) y los pagos a Hacienda, pero si no hay ingresos no habrá impuestos que declarar.

Y es que, pagar impuestos no es malo, tenemos que tener claro que si no pagamos impuestos es porque no ha habido ingresos, y eso sí es algo que nos da señal de que nuestro negocio va mal.

 

  • CONOCIMIENTO: es la base de una buena fiscalidad. 

 

Cuando empezamos un negocio, o llevamos poco tiempo, nos da miedo hacer cuentas porque sabemos que no van a cuadrar, y muchas veces optamos por el “mejor ni miro”.

Posponemos pagos, no revisamos facturas, no apuntamos gastos ni ingresos, incluso ni abrimos a nuestro “amigo” Excel para no tener que enfrentarnos a nuestros números. Algo así te pasa o te ha pasado, ¿verdad? Tranquila, que no eres el único/a.

Como imaginas, ignorar tus cuentas sólo hará que tu negocio vaya peor. Irá sin rumbo y eso significa que el puerto al que llegues no será el que tú hayas decidido, sino que será mucho peor.

El conocimiento va completamente de la mano de la consciencia. Hacernos conscientes de las cuentas de nuestros negocios supone CONOCER cuáles son los ingresos que tenemos y también los gastos. 

Es importante saber por dónde entra el dinero, pero igual de importante es saber por dónde sale. 

Además, cuando empezamos no conocemos que muchos de los gastos de nuestra empresa son deducibles y, por lo tanto, parte de esos gastos tendremos que declararlos para que nos puedan devolver ese Iva que hemos pagado. 

Esta es una de las tareas de tu gestor, informarte de todas las deducciones a las que puedes acogerte. De esta forma, puedes ahorrar muchos gastos y seguir por el buen camino de conseguir un negocio rentable. 

Por eso, es tan importante que conozcas tanto tus obligaciones como tus derechos: deducciones, normativas nuevas, etc..

Porque no se trata de no pagar impuestos sino de pagar SOLO los que nos corresponden. Ni más ni menos. 

Consejo: deriva a otra cuenta el importe íntegro del Iva y así no contarás con ese dinero para otra cosa. 

 

  • CONSTANCIA: Dedica gran parte de tu tiempo DIARIO a VENDER.

 

Es muy importante que centremos nuestra constancia precisamente en esta tarea: VENDER.

La tarea más importante de un negocio para ser rentable es generar ingresos y para eso hay que vender. Puedes elegir la forma, combinarla o ir probando, pero vende: directamente, por teléfono, por mail, por redes sociales, presentándote en la empresa, en eventos, etc. Pero un negocio necesita que una de sus tareas diarias sea enfocada en ACCIONES DE VENTA. 

Dependiendo del punto en el que esté el negocio va a necesitar dedicar más o menos tiempo. Por ejemplo, si el negocio está empezando, el 90% de su tiempo de trabajo tiene que ser vender. Si la empresa tiene algunos clientes ya, puedes bajar al 80 – 70%, pero ya ves que mientras que no sea un negocio ya asentado, la mayor parte del tiempo tiene que ser enfocado en generar ingresos y el resto a ejecutar tareas, gestiones, redes sociales, etc. 

Hay que vender cada día, de forma CONSTANTE. SIN EXCUSAS. 

Y luego, de nuevo, pasamos a la segunda parte, a las cuentas. Pero antes, como ya te he comentado, si no hay ingresos, no hay cuentas que atender. 

Otra de las cosas que más cuesta a algunos empresarios/as es tener sus cuentas bien ordenadas. 

Clasificar facturas, hacer un Excel con ellas, apuntar cada recibo o factura que pedimos o que nos mandan,…son pequeñas tareas diarias que si las dejamos todas juntas para final de mes se convierten en una losa. Y si, además, las dejamos para final de trimestre puede pasar a convertirse en un verdadero problema organizarlo todo.

Por eso, mi consejo es que mantengamos unas rutinas semanales (al menos) para ordenar tus facturas. 

Tengo comprobado que sólo con dedicar media hora a la semana a pasarle tus facturas a tu asesor, la contabilidad de tu empresa puede experimentar un antes y un después. Y tu estrés mental también.

30 minutos a la semana no es nada y te servirán para tener tus facturas ordenadas y enviadas de forma regular a tu gestor.

Y es que un buen asesor puede (y debe) ayudarte y asesorarte sobre cómo pagar menos impuestos, a qué deducciones te puedes acoger, etc. Pero ni el mejor gestor ni asesor del mundo te podrá gestionar bien tu negocio si tú no le pasas las facturas de forma periódica, si no tienes bien organizados tus gastos e ingresos o si no le dedicas tiempo semanal para tener una contabilidad sana y tiempo para hablar con tu gestor. 

Además, estoy segura de que tú sabes cuando las cosas van bien o no, y sabes cuando deberías estar haciendo más en un punto y no lo estás haciendo. Escúchate y sé sincero contigo mismo: ¿Te vas a comprometer con la rentabilidad de tu negocio?

Recuerda: La responsabilidad sobre la rentabilidad de tu negocio es tuya, no lo olvides.

No Comments

Post A Comment

Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Vanesa Cantero como responsable de esta web, siendo: la Finalidad: gestionar el alta a esta suscripción y remitir newsletter periódicas con mis publicaciones del blog o video blog y correos comerciales de productos o servicios propios o de terceros afiliados.  La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos serán guardados en WebEmpresa, y Mailchimp, mis proveedores de hosting y email marketing. Derechos: Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en vanessa@asesoriacanter.com. Para más información consulta mi Política de Privacidad

¿QUIERES TENER UNA EMPRESA RENTABLE ?

EMPIEZA A IMPLEMENTAR CAMBIOS EN TU NEGOCIO HOY MISMO CON MI MASTERCLASS
 

Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Vanesa Cantero como responsable de esta web, siendo: la Finalidad: gestionar el alta a esta suscripción y remitir newsletter periódicas con mis publicaciones del blog o video blog y correos comerciales de productos o servicios propios o de terceros afiliados.  La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos serán guardados en WebEmpresa, y Mailchimp, mis proveedores de hosting y email marketing. Derechos: Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en vanessa@asesoriacanter.com. Para más información consulta mi Política de Privacidad

¿ Quieres saber más de mis cursos y formaciones?

Apúntate a nuestra newsletter y sé el primero en enterarte de nuestro próximo cursos.